Sunday, 20 September 2015

Obsesión busca casas

¡Hola imaginetureños!
Estoy de vuelta después de unas largas vacaciones. Os pido perdón por mi retraso en escribir esta entrada pero es que he estado muy ocupada con una de mis aficiones favoritas: mirar pisos por internet. No os riais no, que es una adicción de la que raramente se habla y es peligrosa, que se extiende; no solamente miro webs de ciudades españolas sino que también dedico gran parte de mi tiempo a pisos en diferentes ciudades Europeas. Me lloran los ojos solo recordar lo que he visto.


Tranquilos, no os preocupéis por mí, que hoy es un gran día: he decidido eliminar todas las aplicaciones de búsqueda de pisos de mis favoritos de una vez por todas y volver a dedicarme a escribir en el blog, que ya va siendo hora.
¡Adiós a mis mejores amig@s Habitaclia, Fotocasa, Idealista, Solvia y otr@s muc@s más que he conocido en el camino!  ¡Goodbye right move! ¡Au revoire immoscout24!
El pasado viernes me enfrenté con el alcance de mi obsesión al conocer a una persona que trabaja en una de estas webs maravillosamente diabólicas. Al saberlo le dije que me gustaba mucho su web y que la miraba a diario. Entre risas me dijo que se habían dado cuenta que hay mucha gente que mira pisos pero que nunca contacta a las agencias para verlos y siempre se han preguntado el porqué de esas visitas fantasma. Ese comentario atacó a mi corazón y me elevó la paranoia: seguro que yo sola he realizado la mitad de esas visitas tan extrañas, pensé.
Después de darle vueltas a este tema durante todo el fin de semana y descubrir que esto puede que sea una enfermedad genética ya que me he enterado que la Paulaka también sufre de la misma adicción, he listado diferentes razones posibles sobre el origen de nuestra singularidad:
1. La culpa es del padre. (es broma…¡os pillé!)
2. Da la casualidad que la Paulaka y yo somos nómadas. Nuestro tío y nuestros primos también. Creo que entre todos nos hemos mudado unas 40 veces de casa en los últimos diez años, por lo bajo. O sea que puede que sea culpa del abuelo/abuela.
3. Estamos en constante búsqueda de la felicidad y creemos que nos la proporcionará un inmueble. Mi piso y los ruidos que lo rodean me transmiten infelicidad. “Un lugar nuevo puede que me haga feliz –pienso mientras miro esa casa de ensueño-…¿o no? Mia, sabes que todo se solucionaría si tuvieras paz mental…bueno va, no contacto a este piso maravilloso que acabo de ver y me apunto a meditación, que seguro que es más barato.”
4. Mientras nos perdemos por estas gratificantes webs, nos gusta soñar que somos millonarias y podemos permitirnos súper casas con jardín y piscina privados que cuestan un ojo de la cara + 1 millón de euros. Nos imaginamos tomando un gin tonic al lado de la piscina mientras miramos a Mario Casas como nos limpia la piscina en tanga.
5. Nos encanta mudarnos: hacer cajas, gastarnos una pasta en la mudanza, darnos de alta del gas, el teléfono y el agua (alias pelearnos con teleoperadores), pintar paredes, montar muebles de IKEA, lidiar con transportistas sudados que se quejan del peso de todo…CADA AÑO. Espera…¿eso no será masoquismo del bueno?
6.  No tenemos pasta para comprar/alquilar un piso como dios manda. ¡Quién c**o habár mandado a los guiris venir a Barcelona a vivir! ¿Por qué no van a Almunia de Doña Godina, que también tienen una catedral muy bonita y seguro que pueden aprender a hacer paella buena?
Almunia de Doña Godina de día

7. Curiosidad profesional: como me dedico al Pricing de medicamentos (otro día os cuento mejor esta fumada de trabajo), tengo la horrible deformación profesional de buscar precios de pisos, no solamente en mi ciudad, si no en ciudades en distintos países y comparar los precios y el tipo de casas que se alquilan para ver si hay diferencias a nivel internacional.
8.   ¿????


Desde este blog os invito a finalizar esta lista de causas o simplemente a opinar sobre este fenómeno y dar ideas sobre como ayudar a solucionarlo….mientras escribía esta entrada ya me he vuelto a bajar la aplicación de Habitaclia al móvil…¡noooooooo HEEEEEELP!

No comments:

Post a Comment