Sunday, 29 December 2013

Feel Together


Conocí a Foolard por casualidad el día BCN Damn Modern me invitó a una showroom de moda en Barcelona en la que su personal stylist recomendaba la ropa perfecta para cada ocasión. Además había consultoras de colores que analizaban los colores que ensalzaban más la belleza de cada una.
Una vez llegué, no pude evitar enamorarme de unos pañuelos azules la mar de hermosos que colgaban elegantemente en una de las tiendas que presentaban sus productos en el showroom. Preferí no acercarme ya que pensé que me lo acabaría comprando y ese día no quería gastar. Insulsa de mí, hubo un momento que ya no pude resistirme más, me acerqué sigilosamente al maravilloso pañuelo y le pregunté a la chica que había allí por su precio y detalles. Resultó ser Anxxx, una de las fundadoras de Foolard, que me contó que cada uno de sus pañuelos tiene una historia. En concreto el que me gustaba más era de la serie Constellations, inspirado en el fin de año  2012. Además, cada pañuelo lo vendían en un elegante envoltorio y una tarjeta en la que se relata su historia. Como no, acabé comprándome el Foolard y además me sentí la mujer más guapa del mundo luciéndolo.
Foolard Feel Together

Como Anxxx y yo somos bastante parlanchinas, acabamos enzarzadas en una conversación muy amena, en la que le comenté que me gusta mucho escribir, y me ofrecí a escribirles la historia de unos de sus pañuelos si un día lo necesitaban. El pasado Octubre recibí un encargo para la serie de Navidad llamada Feel Together y ahora se puede leer en su blog; aquellos que lo compren podrán tener la tarjeta con la historia. Os invito a que visitéis la web, es fabulosa. Espero que os guste!



Y si no sabéis que regalar para Reyes, está claro: Foolard o una visita  con el personal shopper de BCN DAMN MODERN!

Feliz 2014 y que los Reyes Magos os traigan muchos regalos!
Mia

Wednesday, 18 December 2013

II Aniversario de Imaginetura

Hoy hace dos años de la inauguración de Imaginetura.!!!



A continuación, un pequeño resumen de las estadísticas del año:
Entradas: 35, la más vista sigue siendo la del Supositorio Valiente. Patchwork Imaginetureño y Love Exposure las más visitadas de este año!
Total de visitas desde la inauguración del blog: 11000!!!!!
Países que me visitan más: España, Estados Unidos, Rusia,  Reino Unido, Alemania, México, Argentina, Colombia, Ukrania y Países bajos.
Seguidores: 35. Muchas gracias por vuestra paciencia y generosidad, a algunos no os conozco pero os tengo en muy alta estima por vuestros perfectos comentarios! por favor seguid así de animados, me encantan vuestras observaciones.
Logo nuevo: 1. Aún tengo que pulir el blog para que quede mejor, prometo hacerlo el próximo año, necesito aplicar algunos cambios que tengo en mente.
Publicaciones: En el Caganòfil y en la web de Foolard (ya haré una entrada sobre ello la semana que viene).
Concursos: Finalista en el "Certamen Internacional de Microrelatos Los Alephs" con la historia Milagro Nórdico.
En resumen, un año muy fructífero. Espero poderos sorprender un poco más durante el 2014!

Feliz navidad Imaginetureña/ Bon Nadal/ Merry Xmas 

Mia

Sunday, 15 December 2013

El caganer eixerit

Hola! Aquesta semana Imaginetura porta bones notícies. Ens han publicat el conte del Caganer eixerit al unm.43 de la revista “Caganòfil”de l’ Associació d’amics del caganer. 
Els dibuixos els ha fet el meu ilustrador favorit, el R.Vicente, company d’aventures farmacèutiques.
Aquí va la historia, espero que la disfruteu!
Original publicat al Caganòfil

“Tanco els ulls. Els torno a obrir, tot segueix igual. Em tiro un pet per cerciorar-me de que no és un somni, fa bastanta pudor. Aiaiai, dec estar un altre cop a la realitat. Miro al meu voltant i, darrera d’un arbre que em tapa la visió, veig un riu de paper de plata, un pont cutrillo i quatre ovelles de plàstic. Ah es clar, el Nadal deu haver arribat un altre cop. Quin martiri constantinoplenc, és en aquest període de l’any quan passo més tortura i humiliacions que un gladiador de l’època romana. No només tothom em busca com un boig per tot arreu, sinó que un cop em troben, em miren el cul minuciosament i s’asseguren que les meves femtes siguin dignes i no facin olor. I per postres, nen que em troba, cap a la boca i dutxa involuntària.

Caganer 2.0 per R.Vicente


Em sento realment impotent, per un cop m’agradaria poder pessigar els nassos dels nens que em maltracten o amagar-me de veritat perquè ningú no em trobi. Però no, no...això és impossible. A més a més, a sobre de la venjança del suprem, perquè estic aquí com a càstig diví (però això no us ho explico, que ho podeu llegir a la vikipèdia), quan em pensava que no podia passar-me res pitjor que l’estar ensenyant el cul a tothom per Nadal, va i, sorpresa, sorpresa, la modernitat m’enxampa. Primer, apareix el Pixaner, un pallús irreverent i descarat. Després, es comencen a posar de moda un numero infinit de celebrities que fan servir la meva pose única i que es venen com a xurros. I jo què, eh? Què voleu, que la gent s’oblidi de mi?
        - Ei culet brutet, com va? Que t’has despertat amb el peu esquerre? Fas una cara de mala lluna! Que vols que et netegi? Aquest estiu m’he llegit a Rabelais i he après 52 maneres de rentar el cul hahaha – bromeja el Pixaner.
        - Calla, tita petita! Et fotaré un clatellot i t’enviaré fins a Lansarot!- el Pixaner és un gamarús, no el soporto. 
        - Va vinga, estigues content que estem a l’Advent. Ets més pessimista que un congressista eh Caganer! Mare meva...Però qui tenim aquí aiaiai ...Mira a la Caga Tiona, acaba d’arribar!-crida el Pixaner- Caga Tiona, tu si que estàs bona! Fiu Fiu! Que has estat a dieta? Se’t veu ben boniqueta.
Ai, la Caga Tiona, una altra novetat de l’any passat. Quan la vaig veure entrar a la casa, encara que sembli impossible, se’m va caure la barretina a terra. Ho vaig veure clar, era la dona de la meva vida, ulls rodonets, llavis vermells a joc amjb la barretina, la companya perfecta per la eternitat, no dormiria tranquil fins que fos meva. Però ella...impassible, per molt que la vaig intentar enamorar, res de res. Ni em va mirar. I ara, pobreta, li acaben de posar la manta. Veig els nens que s’apropen amb bastons... quina enrabiada que estic agafant! Si jo pogués salvar-la. No la pegueu més, no la pegueu!
I mentre escolto les primeres estrofes del Fum Fum Fum i l’estoven a base de bé, un gran dolor s’apodera de mi, em sento com el Peter Parker mentre es transforma en l’Home Aranya. Se’m pugen els pantalons, desapareix la tufa de fem, em puc moure! Un miracle! Després de tants anys de sofriment sóc lliure. Corro cap a la Caga Tiona, l’agafo entre els meus braços, li dono un petó torronenc, una abraçada vermella i ella em mira als ulls amb expressió de nadala. I en aquell moment ella se n’adona, és meva per sempre, estem destinats l’un a l’altre.
Caganer i Caga Tiona enamorats, per R.Vicente



I davant d’una colla de nens bocabadats, i un Pixaner amb cara de simbomba, ens convertim en el Caganer i la Caga Tiona, la parella de l’any pessebrenc. I per fi puc dir: Bon Nadal!”

Sunday, 8 December 2013

La última pelea

Llevaba años sin pensar. Por mucho que intento entenderlo, aún no sé cómo caí tan bajo por amor. Es difícil mirar atrás sin que me dé vértigo y se me retuerzan las entrañas cada vez que veo al animal en que me convertí. A veces, aunque el tiempo haya suavizado mi pasado, sin previo aviso me transformo en el espectador de una película de terror en la que me arrastro por la casa besando el suelo que Claudia pisa, recojo su ropa sucia solamente con los dientes mientras me abofetea por lento, o simplemente recibo castigos que en su momento me parecieron justos, pero que ahora los veo como meras excusas para que ella se sintiera más poderosa.
Recuerdo la furiosa alegría que sentía con cada recompensa: una caricia suya valía más que una inspiración. Un atisbo de sonrisa en sus ojos me provocaba un latigazo de deseo por todo el cuerpo. Con eso sobrevivía cualquier clase de humillaciones por semanas. En fechas especiales, durante unos minutos, Claudia se abría, era toda para mí. Esos grandes y fugaces momentos nunca los podré olvidar, y sé que un placer así no podrá repetirse.
Uno de esos días espléndidos se produjo el milagro: engendramos un hijo. Tuve mi merecido castigo por bastantes meses, pero decidió quedárselo. Cuando Alfonso llegó a nuestras vidas, el día a día no cambió mucho. Yo seguí esclavo a los extravagantes deseos de Claudia, y nuestro hijo fue creciendo acostumbrado a un día a día cruel.
Una noche, llegué a casa y la encontré con Alfonso en sus rodillas, llorando. Le estaba pegando. Al fijarme, vi quemaduras en sus pantorrillas y morados en el pecho. No dije nada, pero la imagen de Claudia pegandole no se me quitaba de la cabeza. A él no, por favor, no paraba de repetirme para mis adentros. A él no.
Esa noche no pude dormir. A mí que me haga lo que quiera pero Alfonso, es un niño, no se puede defender. Tienes que hacer algo, no puedes, no puedes, pero es que la quiero, pero yo. Pero Claudia. Claudia no me quiere, si Claudia daña al niño no me quiere. Me temblaban las manos, el cuerpo entero, sin control. Fui al baño. Me miré en el espejo de verdad por primera vez, me di asco. Lloré rabia. Vomité impotencia. Me rompí el puño contra la pared. No. No.


Saqué a Claudia de la cama “Tenemos que hablar”, pero yo no hablaba, yo gritaba desde mi centro desgarrado. La arrastré hasta la calle en pijama. Estaba desierta a esas horas, solamente había unos rayos de sol despiertos. Me daba igual todo, mi voz quería salir. “Al niño no le toques, a él no. A mi hazme lo que quieras”. Mi boca, siempre tan pequeña y sumisa, dejaba ir gritos desgarradores que aún ahora me despiertan a veces. “Al niño no le toques, a mi hazme lo que quieras”. No podía parar de gritarle lo mismo entre sollozos. “Llamad a la policía, llamadla. Ya estoy harto, no puedo vivir más así. Llamad a la policía”. Y ella mientras, por primera vez se hizo pequeñita. Me decía en voz baja que me callara, que qué dirían los vecinos. “Y a mí que me importan los vecinos. Que llamen a la policía”. Los vecinos dijeron que les despertó un disparo y gritos en la calle. Al llegar la policía había sangre en todas partes. Y yo, por primera vez en mucho tiempo me sentí libre.