Wednesday, 8 May 2013

La Hija de la Pelea


La Hija de la Pelea se despertó de la siesta. Tele basura de fondo, casa desordenada y un tanto sucia, no podía moverse del sofá. Llevaba demasiado tiempo aburrida. Hoy iba a divertirse un poco, quería salir de su rutina. Tomó el teléfono y llamó a la Nieta del Trueno: “Hoy esh el día, convócalosh a todos en la sala Gasholina, que hay concierto de la Cobra de Sants” Se sentó en el sofá, y pensó en las posibles consecuencias de su reciente llamada.

Al colgar, a la Nieta del Trueno se le congeló hasta la última gota de agua. Vaya notición, algo gordo debía haber pasado para que la Hija de la Pelea se decidiera a entrar en acción. A su lado, tenía al Vengador de los Aires que lo había escuchado todo y estaba riéndose a carcajada limpia. “Ya me dirás como convencerás a la Furia de Camden para que aparezca, ya sabes que no soporta a la Cobra desde que intentó matarla a base de guitarrazos en su último concierto”. “Le diremos que viene el Torturador Sangriento, ya sabes cómo le gusta que la hagan sufrir, no podrá resistirse a la tentación.” Respondió la Nieta del Trueno mientras no perdía tiempo en teclear el teléfono de la Furia de Camden, un elemento imprescindible que no podía faltar al encuentro.
La sala Gasolina era una de las más peligrosas de la ciudad, allí acudía toda la chusma a comprar en el mercado negro, a encontrar asesinos a sueldo y a mezclarse con la creme de la creme de la mafia. La Hija de la Pelea fue la primera en llegar. Destrozó un cigarrillo mientras esperaba al resto. Al rato, la Nieta del Trueno y el Vengador de los aires vinieron en su biciavión. La Furia de Camden llegó tarde a lomos de su tigre de bengala, que dejó en la puerta del garito. “Se os vé más viejos, capullos”, les espetó, “Pelea, ¿Dónde está el cobarde de la Cobra de Sants que me lo cargo?”. “Tranquila Furia, eshtá dentro haciendo losh últimosh preparativosh. No le molestehs o no podremosh hacer el cambiazo. Tú aguanta un rato y cuando acabemos puedes hacer lo que quieras con él. Entremos, el concierto eshtá a punto de empezar”.
Una vez dentro, se respiraba maldad en el ambiente. El brillo de la Furia y la energía de la Pelea y la Trueno eran tales que el resto de gente no podía quitarles los ojos de encima. El Vengador de los aires iba abriéndose paso con su escudo de fuego. Se acercaron al escenario, donde la Cobra estaba afinando la guitarra. Aunque la Cobra tenía un aspecto indefenso, podía ser mortal con  un instrumento en las manos, su música era inhumanamente metal y aquellos que la escuchaban siempre querían hacer el mal. En cuanto empezó el concierto, los asistentes enloquecieron como de costumbre, bailes estrambóticos, gritos, patadas, cuchillazos. Hubo un momento de pasión en que a la Cobra de perdió el control y todas las cuerdas de la guitarra saltaron a la vez escupiendo polvo mágico que fue el detonante para que la Cobra de Sants, se convirtiera en la Tortilla de les Corts, y se pusiera a cantar ópera, la Hija de la Pelea fuera la Hija de las Flores, la Furia de Camden pasó a ser la Calma de Picadilly, y el Vengador de los Aires, se transformó en el Pacificador Subterráneo.
La Sala Gasolina se convirtió en un convento del bien donde voces angelicales alababan a los cielos. Así es como la Hija de la Pelea consiguió la paz en la ciudad, y es que ella en realidad, nunca había sido violenta.

Thursday, 2 May 2013

Reto Café Políglota VI - “Música” / “Ongaku”



Datos del libro:
Título: “Música” / “Ongaku”
Autor: Yukio Mishima
Año de publicación: 1965
Páginas: 255
Idioma original: Japonés

Reseña:
Escogí esta novela por casualidad mientras paseaba por la casa del libro a la caza de presas para el reto políglota. La misión: encontrar un escritor que no hubiera leído anteriormente. Así es como encontré a Mishima. Me atrajo el título del libro ya que me gusta la música y me sorprendió ver que trataba sobre una mujer que no puede escuchar música y por ello visita a un psicólogo.
No sabía nada sobre el escritor. A medida que avanzaba en la lectura, me di cuenta que la calidad narrativa era excelente, aunque no estuviera del todo de acuerdo con las técnicas del psicólogo. La forma de escribir, la manera de llevar la trama y los detalles sobre los escenarios me han encantado.
Una vez acabé la lectura, hice un poco de investigación sobre el escritor, y resulta que durante su juventud, tenía que escribir a escondidas de su padre, ya que él no aprobaba la idea de que fuera escritor. Me inspira saber que él siguió con su sueño y nos regaló libros como este. Se considera a Mishima es un gran escritor japonés, al que estuvieron a punto de otorgar un premio Nobel de literatura.
Siguiendo con la tradición trágicojaponesa, Mishima se quitó la vida según el ritual sepukku, por razones políticas. Que forma más extraña de vivir la vida, aunque supongo que esto hace que respete aún más sus libros ya que murió por lo que creía. A la espera de leer más de su obra en el futuro, gracias reto políglota por darme esta oportunidad de descubrir nuevos horizontes!